Hemos construido centenares de casas
y todas tienen una cosa en común:
son diferentes.

Permítanos que se lo expliquemos y que le mostremos algunos ejemplos.