La Turquesa
Calonge

La Turquesa representa la unión del mar y la montaña. Situada en la localidad de Calonge, esta vivienda unifamiliar tiene vistas al mar en todas sus estancias. Un objetivo que se consiguió mediante la planta en forma de L, estratégicamente diseñada para maximizar la perspectiva de la casa.

Cliente
Residencial
Ubicación
Calonge
Estado
Acabada en 2018
Superficie construida
193.39 m2

Máxima amplitud

Este hogar busca la amplitud en todo su esplendor para aprovechar al máximo las posibilidades de un terreno único. Además, destaca la fácil conexión entre la habitación en suite y la zona de relax exterior.

Planta en L

La planta en forma de L permite aumentar el perímetro de la fachada para ampliar el número de ventanales y llenar todos los espacios de la casa de vistas espectaculares. La conexión entre estancias se consigue mediante un núcleo concentrado que disminuye las zonas de recorrido.

Inclinación estratégica

La fuerte inclinación de la parcela que acoge esta casa es un reto y a su vez una ventaja para traer las maravillosas vistas al mar a todas las estancias.

 

“Las peculiaridades del terreno nos han permitido jugar con las vistas y diseñar una casa única”

Miriam Sánchez, arquitecta técnica de PMP Prêt-à-porter casas  

Mimetización con el entorno

La casa se adapta al entorno natural a través de diferentes plantas, así como la zona de jardín que a su vez se divide en terrazas, en función de la cota natural del terreno. De este modo conseguimos minorar el impacto paisajístico.

Texturas terrenales

La Turquesa es un mosaico de texturas que mezcla la piedra, el hormigón y las texturas suaves y coloridas del mobiliario. Todo ello le otorga un carácter único y estiloso a este hogar de espacios abiertos y vistas espectaculares.

 

“Hemos optado por una decoración de diseño ecléctico, que resalta el espíritu libre, desenfadado y al mismo tiempo elegante de este hogar”.

Júlia Puigfel, interiorista de PMP Prêt-à-porter casas 

Efecto sorpresa

Desde la calle se aprecia una casa de pequeñas dimensiones, que va creciendo a lo largo del terreno inclinado. Este diseño favorece la privacidad de las personas que la habitan y a su vez minimiza el impacto en el entorno.

 

 

Ficha técnica

Equipo

Arquitecto
Toni Sáez
Miriam Sánchez
Arquitecto Técnico
Pau Majó
Colaboradores
Iris Puig
Interiorista
Júlia Puigfel