La empordanesa

Santa Cristina d’Aro, Girona.

Hace unos meses que el pueblo de Santa Cristina de Aro, situado en la comarca del Bajo Ampurdán, acoge dos casas diseñadas para el confort absoluto.

Las dos familias que las habitan quieren disfrutar de un hogar cómodo, situado en un sitio tranquilo y con el espacio suficiente para disfrutar de la compañía de su gente. Y todo esto sin renunciar a una casa de diseño, construida en cuatro meses, con acabados de calidad, domótica y con la certificación energética A.

Cliente

Residencial

Ubicación

Santa Cristina d’Aro, Girona.

Estado

Acabado en 2019

Superficie construida

372,73m2

Veranos en familia

La Empordanesa es ahora el escenario de veranos en familia, un refugio de tranquilidad en plena Costa Brava donde destaca la luz natural, los espacios diáfanos de estilo minimalista y la decoración neutra.

Dualidad blanca y negra

El interiorismo de estos hogares tiene un hilo conductor: pequeños detalles de color negro en las luces, escaleras, ventanas… que aportan solemnidad y elegancia al conjunto arquitectónico y contrastan con el estilo desenfadado de una casa mediterránea. En la cocina también se aprecia el juego de blancos y negros en los marcos de las ventanas y en los laterales de la isla que estructura una cocina abierta con la luz como protagonista.

Este hogar está pensado para disfrutarlo los 365 del año.

Toni Sáez
Arquitecto de PMP Prêt-à-porter casas

Piscina interior

La piscina de la Empordanesa es interior, climatizada y con un tragaluz. Un auténtico oasis con un diseño exclusivo pensado para el confort de la familia en cualquier época del año.

La Empordanesa combina líneas elegantes con aire informal, todo pensado para el confort.

Júlia Puigfel
Interiorista de PMP Prêt-à-porter casas

Excelencia energética

La Empordanesa posee el certificado de máxima cualificación energética (A).

arquitectura_slide_3

Ficha Técnica

Equipo

Arquitecto

Toni Sáez

Arquitecto Técnico

Xavier Garriga

Colaboradores

Iris Puig

Interiorista

Júlia Puigfel