Destruimos mitos.
Construimos casas.

Destruimos el mito de: “Construir una casa es un proceso muy largo”.

Innovar en el sistema de construcción, controlando con precisión cada fase del proceso, nos permite cumplir los plazos con un ahorro de tiempo hasta ahora inimaginable, tanto en trámites como en construcción. Tan solo necesitamos 4 meses para finalizar completamente la construcción de su casa. ¿Le parece mucho?

Construyamos su casa hoy.

Destruimos el mito de: “Acabaré pagando más de lo acordado”.

Parece inaceptable y debería serlo. Seamos serios: antes de iniciar el proceso de construcción, conocerá la inversión económica necesaria para construir su nuevo hogar. Un cifra exacta que, por supuesto, no variará en ningún momento. ¿Le parece justo?

Destruimos el mito de: “Las casas se construyen con ladrillos”.

A pesar de que el ladrillo y la madera son materiales excelentes, no son capaces de ofrecer, de inicio, el bienestar que exigimos al hogar, incluso a la hora de construirlo. Gracias a las estructuras de hormigón y al estudio geotérmico que realizamos, podemos conseguir que casa y entorno establezcan un ecosistema equilibrado. Reduciendo la demanda energética de la vivienda al mismo tiempo que optimizamos su estabilidad térmica durante todo el año y la llenamos de luz natural y aire de calidad. ¿Le parece eficiente?

Destruimos el mito de “los arquitectos no construyen sus casas”.

Nos encargamos de su proyecto de principio a fin. Eso significa que tenemos un control absoluto a lo largo de todo el ciclo de construcción, desde el primer boceto hasta el último de los acabados. Y podemos conseguirlo gracias a que combinamos nuestra experiencia como arquitectos con las ventajas de contar con nuestra propia fábrica. Eso nos hace únicos.

Tener fábrica propia nos permite construir las casas que nosotros mismos diseñamos. Y controlarlas de principio a fin. Montse Pujol
Gerente de PMP Prêt-à-porter casas

Destruimos el mito de: “Con la entrega de llaves se finaliza mi casa”.

No basta con construir una casa. Es imprescindible construir todas las facilidades de vida imaginables. Es imprescindible seguir al lado del propietario después de construir su casa para ser capaces de atender cualquier necesidad, el día de la entrega de llaves, un año después o cuando sea. ¿Le parece riguroso?