Vivir tu hogar desde mucho antes de habitarlo

Construirse una casa ha dejado de ser una experiencia lenta y llena de incertidumbre. Este es uno de los mitos que nos encargamos de destruir desde PMP Prêt-à-porter casas. Por eso, queremos compartir contigo el caso de una familia que está exprimiendo, disfrutando y fotografiando cada fase del proceso de construcción de su casa. Y lo mejor de todo: en pocas semanas la estarán habitando. Anna e Irache son conscientes de que construirse una casa con PMP es mucho más rápido que hacerlo con sistemas constructivos convencionales, así que no quieren perder el tiempo y han decidido visitar, hacerse fotos e incluso celebrar los momentos clave en la construcción de su casa. Descubrimos paso a paso su experiencia:

1. Primera experiencia en la fábrica de PMP

 

Construirte una casa con PMP es un camino transparente, con lo cual nuestros clientes son más que bienvenidos en las instalaciones de Lleida. Allí llevamos a cabo todos los procesos que tienen que ver con los fundamentos, las paredes, materiales aislantes y técnicas de I+D que hacen posible los hogares prêt-à-porter. A Anna e Irache les hacía mucha ilusión poder ver su casa en la fábrica, antes del montaje. Durante su visita pudieron palpar las paredes de su dormitorio y descubrir los métodos propios de fabricación con hormigón de PMP, siempre acompañadas por uno de nuestros técnicos.

Anna e Irache ven por primera vez las paredes de su futuro dormitorio.

2. Día de montaje

 

Más pronto de lo que habían imaginado llegó el día del montaje de su casa, una de las experiencias más emocionantes y visualmente más atractivas de todo el proceso. Ver como las paredes, escaleras y ventanas de su futuro hogar se acercaban con una grúa y se colocaban sobre el terreno con una precisión milimétrica fue un momento que nunca olvidarán. Y todavía más la emoción de saber que a finales de aquella semana su hogar ya tendría forma de casa.

La familia reunida delante del terreno antes de colocar la estructura.

3. Celebración en familia

 

Lo mejor de todo estaba por llegar. Los familiares y amigos de la pareja quisieron compartir su alegría con una celebración espontanea alrededor del terreno donde no faltó el cava y las sonrisas. ¡Qué sorpresa!

Familiares y amigos celebrando el montaje de la nueva casa.

4. La espera llega al final

 

Su casa es un hogar pensado para el bienestar de la familia. Predominan los espacios diáfanos y una estructura asimétrica con un fuerte componente de diseño personalizado según sus necesidades y gustos. A pesar de que todavía no está acabada, no nos podíamos despedir sin enseñarte una pre-visualización de la casa. Además, en pocas semanas te mostraremos el resultado final.

¿Te gusta conocer experiencias como esta? Visítanos en nuestro blog y no te pierdas las novedades.

Si deseas más información, estaremos encantados de ayudarte.

Contáctanos