Descubre cómo ahorrar energía en verano

Saber cómo ahorrar energía en verano es fundamental porque con la subida de temperaturas solemos encender ventiladores o sistemas de aire acondicionado durante muchas horas y, aunque nos vayamos de vacaciones, la casa sigue consumiendo un mínimo de energía que podemos reducir aún más.

Existen muchas maneras de crear un hogar sostenible y disminuir así nuestra huella medioambiental, pero en muchas ocasiones no las tomamos en cuenta porque pensamos que nuestras acciones individuales no afectan directamente a nuestro entorno.

Sin embargo, hacer pequeños cambios en nuestras rutinas diarias puede marcar una gran diferencia tanto para el consumo de nuestro hogar como para nuestro planeta.

Diseño sin título

Desde los inicios de PMP Prèt-â-Porter casas siempre hemos apostado por la construcción de casas sostenibles que tengan como eje central las tres erres del consumo responsable: reducir, reutilizar y reciclar.

Construir casas sostenibles es una práctica cada vez más común ya que centran su construcción en la preocupación por el medioambiente y por la salud de las personas, el ahorro energético y la autosuficiencia.

¿Qué puedo hacer para ahorrar energía este verano?

Abrir las ventanas a primera hora y cerrarlas en las horas de más calor

Ventilar la casa a partir de las últimas horas de la tarde y durante la noche aportará un plus de frescor. Si además bajamos las persianas o abrimos los toldos en las horas céntricas, evitaremos que el calor se meta en casa creando esa sensación de bochorno.

Cambiar los textiles del hogar por unos más ligeros

Como te comentábamos en el post de “5 tendencias de decoración de verano para tu hogar” cambiar los textiles como cortinas y ropa de cama por unos de algodón o lino, y en colores claros y frescos, ayudará en la sensación de frescor.

Apagar los aparatos electrónicos

Dejar los aparatos electrónicos en stand-by también consume energía, por eso, lo mejor es apagarlos o directamente desenchufarlos. Si vamos a estar de vacaciones fuera de casa, lo mejor es tomar medidas más drásticas, por ejemplo, apagar el calentador, desenchufar la nevera o incluso desactivar el cuadro eléctrico. Así, el consumo será nulo.

Aprovecha la luz natural

Vivir en uno de los países con más horas de sol es un beneficio a la hora de ahorrar energía. Puedes trasladar la zona de trabajo o estudio al espacio de tu casa con más luz y ahorrar el tener encendidas las bombillas todo el día. Otro punto a favor de esto es que instalar placas solares puede marcar una gran diferencia en el ahorro de energía de nuestro hogar.

Más consejos para ahorrar energía

Otros consejos para ahorrar energía podrían ser cambiar las bombillas por LED, que consumen un 80% menos que las bombillas tradicionales y, aunque son más caras, se amortizan rápidamente.

Rodearse de plantas, mejorar el aislamiento, utilizar ropa ancha y ligera, mantener limpios los filtros del aire acondicionado y ubicarlo en puntos estratégicos de la casa pueden ayudar también en el ahorro energético de tu hogar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, mejorar la funcionalidad y analizar el tráfico para medir y mejorar el rendimiento de la web. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información en la Política de cookies, o bien modificar la configuración.
Configurar cookies
Aceptar cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, mejorar la funcionalidad y analizar el tráfico para medir y mejorar el rendimiento de la web. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información en la Política de cookies, o bien modificar la configuración.
Configurar cookies
Aceptar cookies