¿Qué es exactamente el certificado de eficiencia energética?

Es probable que una vez tomada la importante decisión de construirte una vivienda a medida te haya surgido esta pregunta. De hecho, la eficiencia energética es un aspecto que, si bien hace unos años no se tenía tan en cuenta, en la actualidad se ha convertido en un requisito indispensable para los hogares de nueva construcción. Igual que queremos que la casa que siempre habíamos imaginado cuente con las técnicas más avanzadas, también somos cada vez más conscientes del respeto hacia el medio ambiente y el ahorro que supone una casa eficiente en la factura mensual.

Tipos de calificación en el certificado de eficiencia energética

Actualmente las viviendas se clasifican según su eficiencia energética con unos parámetros que van de la letra A a la G. La franja del “aprobado” se sitúa entre las letras C y D, y las más valoradas son las calificaciones A y B. Éstas se otorgan a las casas que consumen menos energía y, por lo tanto, son más eficientes. En cambio, las calificaciones F y G indican un gran consumo energético provocado por grandes carencias en materia de eficiencia.

Las viviendas de nueva construcción suelen obtener las calificaciones más altas (a partir de la B). En esto influye la aplicación de las técnicas más innovadoras y el hecho que desde 2007 es obligatorio demostrar el certificado de eficiencia energética desde la fase inicial de proyecto. Desde ese mismo año, la nueva construcción también debe cumplir con los requisitos mínimos especificados en el Código Técnico de la Edificación (CTE), que hace referencia al ahorro de energía y al aislamiento técnico.

¿Qué factores se tienen en cuenta a la hora de definir la calificación energética?

El Código Técnico de la Edificación establece las siguientes variantes para determinar la calificación energética de un hogar:

1. Limitación de la demanda energética:

Ésta no será la misma en el Pirineo que en la costa mediterránea. Se tienen en cuenta aspectos como la demanda en calefacción y refrigeración según la zona de la vivienda. Otros factores importantes son la calidad de los materiales aislantes, los cerramientos, etc. Por ejemplo, no es lo mismo un cristal simple que uno doble; o unas puertas herméticas que una puerta simple.

2. Rendimiento de las instalaciones térmicas:

La eficiencia de estos sistemas varía en función de su rendimiento, que a su vez depende de la tecnología utilizada, la antigüedad de la instalación. A sistemas más eficientes, menor será el consumo de la vivienda en lo que se refiere a calefacción y refrigeración.

3. Eficiencia energética de las instalaciones de iluminación:

La iluminación es un punto clave en la habitabilidad de una vivienda. Así pues, se tiene que maximizar la aportación natural de luz. Obviamente, dependiendo de la hora, esta luz natural no existirá. Para poder iluminar de forma eficiente se recomienda la inclusión principalmente de luces led o bien, de bajo consumo

4. Contribución mínima de energía:

Con la aplicación del vigente código técnico de la edificación es obligatorio en viviendas la inclusión de paneles solares térmicos para cubrir parcialmente  (40-60%) la generación de agua caliente sanitaria.

¿Qué factores se tienen en cuenta a la hora de definir la calificación energética?

El Código Técnico de la Edificación establece las siguientes variantes para determinar la calificación energética de un hogar:

1. Limitación de la demanda energética:

Ésta no será la misma en el Pirineo que en la costa mediterránea. Se tiene en cuenta aspectos como la demanda en calefacción y refrigeración según en la zona que se encuentre ya que es un factor principal. Otros factores importantes son la calidad de los materiales aislantes, los cerramientos… Por ejemplo, no es lo mismo un cristal simple que uno doble; o unas puertas herméticas que una puerta simple.

2. Rendimiento de las instalaciones térmicas:

La eficiencia de estos sistemas varía en función de su rendimiento, que a su vez depende de la tecnología utilizada, la antigüedad de la instalación. A sistemas más eficientes menor será el consumo de la vivienda en lo que se refiere a calefacción y refrigeración.

3. Eficiencia energética de las instalaciones de iluminación:

La iluminación es un punto clave en la habitabilidad de una vivienda. Así pues, se tiene que maximizar la aportación natural de luz. Obviamente, dependiendo de la hora esta luz natural no existirá. Para poder iluminar de forma eficiente se recomienda la inclusión principalmente de luces led o bien, de bajo consumo

4. Contribución mínima de energía:

Con la aplicación del vigente código técnico de la edificación es obligatorio en viviendas de la inclusión de paneles solares térmicos para cubrir parcialmente  (40-60%) la generación de agua caliente sanitaria.

¿Cómo registrar la calificación de eficiencia energética?

Para registrar la calificación energética se debe acudir a un organismo oficial de la comunidad autónoma donde esté ubicada la vivienda. El certificado tiene una validez de 10 años y, pasado este período, los propietarios son responsables de renovarlo en el mismo organismo donde se hizo el registro.

¿Qué precio tiene el certificado energético?

El coste variará en función de los metros cuadrados de la vivienda y de la oferta y la demanda, fijada por el mercado. A nivel orientativo, el precio medio suele oscilar entre los 250 y los 300 euros.

El modelo de PMP Prêt-à-porter cases

Todas las casas de PMP Prêt-à-porter casas cuentan con la máxima calificación energética (A y B) y trabajamos en una propuesta única que une la arquitectura y la ingeniería para conseguir hogares más sostenibles, con un consumo mínimo y una reducción de la inversión económica.

¿Cómo lo hacemos?

Ponemos a tu disposición los materiales y las técnicas más avanzadas para reducir la demanda energética de tu casa con el objetivo de construir viviendas que respeten el medio ambiente y, sobre todo, garanticen tu bienestar. Tenemos en cuenta la optimización de medidas pasivas y activas para asegurar la máxima eficiencia. Entre las pasivas destacan una correcta orientación, la minimización de aberturas a norte y maximización hacia el sur, así como la inercia térmica que poseen las paredes de hormigón. A nivel activo, se suele optar por un sistema de aerotérmico con suelo radiante.

Veamos en detalle cada paso:

Estabilidad térmica:

La calidad y la densidad de nuestras paredes de hormigón proporcionan tal inercia que, junto con el aislamiento térmico permiten una temperatura muy estable en el interior de la casa. En verano las paredes amortiguan el calor del exterior para evitar que penetre hacia dentro de tu hogar, un factor que permite mantener una estabilidad térmica óptima con una mínima necesidad de climatización artificial. En invierno, la pared ejerce de escudo contra la pérdida de calor durante la noche gracias a la energía absorbida por la radiación solar durante el día.

Orientación geográfica y ventilación: viviendas llenas de luz natural y aire de calidad

La Tierra ofrece recursos naturales incomparables, como la radiación solar o las masas d aire. Ajustamos la posición y las aperturas de tu casa, estudiando con detalle el entorno donde se encuentra para poder reducir la demanda energética del hogar en sistemas de climatización e iluminación artificial. Además, una buena gestión de la ventilación natural de los espacios le permite respirar aire nuevo en todas las habitaciones y reducir el riesgo de condensación por la humedad del aire. También se incluyen sistemas de ventilación con recuperación de calor para así asegurar una renovación de aire en todas las estancias de la casa con unas condiciones superiores a las del aire exterior ya que este, entra filtrado y a una temperatura similar a la interior.

Recursos renovables:

No sólo son beneficiosos para el medio ambiente. En tu hogar podrás instalar sistemas de almacenamiento de aguas pluviales, calefacción con bombas geotérmicas o aerotérmicas, calderas de biomasa,  placas solares térmicas y fotovoltaicas. Creemos que, si la naturaleza nos proporciona energía limpia y económica, lo más lógico es aprovecharla.

Gestión de aguas:

Ni una gota más. Mecanismos de reciclaje de agua y sistemas de depuración de aguas grises. Si quieres, tu casa puede ser capaz d gestionar un recurso tan importante como el agua de manera inteligente para utilizar justo la cantidad que necesitas. Con esta agua podrás regar y llenar las cisternas de los lavabos de forma más sostenible.

¿Te gustaría construirte una casa a medida con la máxima eficiencia energética? En PMP Prêt-à-porter cases somos especialistas en interpretar la casa que siempre habías imaginado para hacerla realidad en sólo 120 días.

Empieza a hacer realidad tu proyecto

Deja un comentario