¡Abrimos las puertas de nuestras instalaciones!

Siéntete como en casa.

La fábrica es una de las instalaciones más importantes de PMP Prêt-à-porter casas. El espacio donde construimos tu refugio, el hogar donde vivirás momentos inolvidables. Y, como no podría ser de otra manera, lo hacemos con una metodología y una precisión milimétrica que nos permite hacer realidad tu casa con el rigor que se merece. En las próximas líneas te invitamos a hacer un recorrido virtual por la fábrica de PMP. ¿Nos acompañas?

Las ventajas de tener fábrica propia

Todos los elementos que conforman las casas prêt-à-porter son mucho más que un soporte para sostenerlas. Son los encargados de custodiar tus vivencias e ilusiones y, para nosotros, una gran responsabilidad que nos obliga a tener mucho cuidado a la hora de crearlos.

En este post te explicamos cómo controlamos todas las fases del proceso de construcción y cómo nos beneficia el hecho de fabricar todas las piezas de los hogares prêt-à-porter en instalaciones propias.

“Tener fábrica propia nos permite construir las casas que nosotros mismos diseñamos. Y controlarlas desde el principio hasta el final”.

Montse Pujol
Gerente de PMP Prêt-à-porter casas

Disponer de una fábrica propia es imprescindible para conseguir nuestra misión: unir arquitectura e ingeniería para construir viviendas más sostenibles, con menos consumo y que nos permitan reducir como nunca los tiempos de construcción, los residuos y la inversión económica mediante el control absoluto de todos los procesos. Es en nuestras instalaciones de les Borges Blanques (Lleida) donde creamos todas las piezas de tu casa cuidando cada detalle.

¿Qué piezas, elementos y acabados fabricamos en PMP?

 

Todos los elementos que conforman nuestros hogares salen de nuestra fábrica y almacén. Por un lado, en la fábrica realizamos toda la parte estructural de la vivienda, implementación de neoprenos para aguantar las cargas estructurales, impermeabilizaciones, aislamientos, colocación de ventanas, vierteaguas y colocación de revestimientos exteriores. También se realizan todas las piezas para la fundamentación y las escaleras de la casa.

Por otro lado, en nuestro almacén, encontramos todos los materiales que se utilizarán durante la fase de trabajos de interiores. Muebles de cocina, de baño, pavimentos, revestimientos, etc… todo lo tenemos preparado y controlado en instalaciones propias hasta el momento de la implementación en obra.

De este modo, una vez disponemos de licencia de obras, estructura y materiales se transportan conjuntamente hasta el emplazamiento oportuno y finalizamos la fase constructiva que ha empezado en la fábrica.

El hormigón como principal material de construcción

 

Tras 75 años de experiencia trabajando con este material, podemos afirmar que es el que mejor satisface las expectativas de confortabilidad y solidez que debe tener un hogar

Por su altísima resistencia

 

Por el bienestar climático excepcional que aporta gracias a sus propiedades aislantes

 

Por el bienestar acústico

Porque tu casa debe ser un refugio de tranquilidad

Por los espacios diáfanos que nos permite obtener 

El sistema constructivo prêt-à-porter permite llegar a luces de hasta 12 metros. Es por este motivo que las casas que construimos disfrutan de espacios libres muy anchos y diáfanos, sin ninguna limitación de columnas o pilares.

Precisión milimétrica

 

Para fabricar las piezas que conformarán un hogar prêt-à-porter nos nutrimos de la última tecnología. Un extenso equipo de profesionales especializados de PMP Prêt-à-porter casas ejecuta y acopla las paredes, escaleras y fundamentos que previamente se han mesurado y calculado al milímetro.

Cada pieza que fabricamos se supervisa y cualquier error detectado, por pequeño que sea, se soluciona al instante. Solo de este modo podemos garantizar la calidad que nos exigimos.

Ya casi lo tenemos

 

Una vez superado el control de calidad, llega la hora del acoplado de las perfilerías. Todas las ventanas y balconeras de los hogares prêt-à-porter se acoplan en nuestras instalaciones. Esto nos permite mejorar en ejecución, en seguridad del operario y a disminuir residuos.

Con las ventanas en su sitio, solo queda dirigirnos hacia el emplazamiento y empezar el montaje.

Una vez las piezas salen de la fábrica…

 

Solo quedará una media de 4 meses en trabajos de montaje, instalaciones y acabados para poder habitar tu hogar.

Nada de esto sería posible en este plazo de tiempo y ahorro sin sistematizar la construcción en nuestra fábrica con la precisión de la última tecnología y la minuciosidad de un artesano.

¿Tienes dudas sobre nuestro sistema de construcción?

Escrivenos y te los resolveremos de seguida.